VERTEX - Revista Argentina de Psiquiatría
  Volumen XIII— Nº49
Septiembre/Octubre/Noviembre 2002


   Descargue este número en su PC

  • SUMARIO:
    • Dossier: “NEUROLOGIA Y PSIQUIATRIA. NUEVAS PERSPECTIVAS”

      • Demencia y Deterioro Cognitivo en la Enfermedad de Parkinson
        O. S. Gershanik     Leer Resumen

      • Neurodesarrollo y Esquizofrenia. La paradoja de la teoría dopaminérgica: Vino nuevo en Odres viejos
        G. A. de Erausquin      Leer Resumen

      • EEG Cuantitativo y Mapeo Cerebral. Evolución Histórica, Aplicaciones Clínicas y Controversias Epistemológicas
        D. Matusevich, M. Ruiz, M. C. Vairo      Leer Resumen

      • Aspectos psiquiátricos de las epilepsias
        A. E. Thomson, A. J. Epstein      Leer Resumen

      • Neurobiología y psicoanálisis
        J. R. Rosler     Leer Resumen

      • Esclerosis Múltiple: Aspectos neuropsiquiátricos y cognitivos de la enfermedad
        A. Carrá, M. Drake      Leer Resumen




    • Introducción

      Durante todo el siglo pasado hemos asistido a cambios paradigmáticos en las ciencias que han revolucionado nuestro pensar y nuestra forma de ver el mundo. La medicina no ha sido ajena a esos cambios y las distintas disciplinas y especializaciones de la misma se han agrupado y separado según aquéllos. La neurología y la psiquiatría han sufrido en el siglo XX una época de escisión influenciada principalmente por un predominio del dualismo cartesiano acompañado de una concepción etiológica centrada en aspectos psicodinámicos. Sin embargo, en la última década, tras los avances en las neurociencias y la incorporación de los mismos a la concepción teórica y la práctica clínica de la psiquiatría, las dos especialidades han vuelto a convivir y encontrar nexos de asociación, si bien en una forma distinta a la de antaño. Esa convivencia no debe llevar, necesariamente, a una fusión en el futuro sino a un respetuoso intercambio en pos de un perfeccionamiento diagnóstico y terapéutico.

      Este Dossier apunta a ilustrar esos posibles intercambios y se adentra en la exploración de ciertos temas de interfase entre las dos disciplinas.

      Las recientes investigaciones en el campo de las neurociencias han permitido rescribir y, en muchos casos, confirmar algunas de las aseveraciones formuladas por el psicoanálisis sin rigurosidad científica empírica pero con notable intuición clínica. La contribución de Roberto Rossler trata sobre ese “puente” entre ambas disciplinas que permite, actualmente, dar ubicación biológica a entidades teóricas psicológicas.

      Otro de los temas preferenciales en el intercambio arriba mencionado es el estudio de las epilepsias. Es allí donde tanto la psiquiatría como la neurología han hecho fértiles aportes. El artículo de Alfredo E. Thompson y Ana Judit Epstein describe aspectos esenciales del diagnóstico diferencial de estos trastornos y de su sintomatología psiquiátrica.

      Gabriel de Erausquin, por su parte, expone argumentos que ubican a la esquizofrenia como una enfermedad ligada a eventos patógenos del neurodesarrollo. Las alteraciones neurológicas de los pacientes esquizofrénicos, previas y posteriores al primer episodio, nos orientan hacia las hipótesis de las bases biológicas de esta enfermedad. Las contribuciones originales de Erausquin en la explicación de la pérdida de las proyecciones mesocorticales en la esquizofrenia han permitido avanzar en la comprensión de su fisiopatología.

      Las enfermedades neurológicas se manifiestan también a través de alteraciones neurocognitivas, es decir de trastornos en la forma de adquirir y procesar la información. Los textos del Profesor Oscar Gershanik y de Adriana Carrá y Marina Drake abordan estas alteraciones en dos enfermedades neurológicas de importante frecuencia y severidad como son la Enfermedad de Parkinson y la Esclerosis Múltiple.

      El artículo de Daniel Matusevich, Martín Ruiz y María Carolina Vairo permite evaluar en forma objetiva la efectividad y utilidad del Mapeo Cerebral y del EEG Cuantitativo. Estos métodos, que se utilizan tanto en Neurología como en Psiquiatría, se han difundido en nuestro medio sin una acabada comprensión de sus indicaciones y quizás por ello han causado múltiples controversias entre sus sostenedores y sus detractores. La revisión que publicamos permitirá un mejor y serio provecho de estos recursos diagnósticos.

      Esperemos que este intercambio fecundo entre ambas especialidades, plasmado en este Dossier, pueda redundar en una mayor contribución a la comprensión y asistencia de nuestros pacientes.

      Eduardo Leiderman y Fabián Triskier