VERTEX - Revista Argentina de Psiquiatría
  Volumen VII— Nº26
Diciembre 1996 / Enero/Febrero 1997


   Descargue este número en su PC

  • SUMARIO:
    • Dossier: “ENLACES. PSIQUIATRIA-PSICOANALISIS-SALUD MENTAL"
      Escriben: Etchegoyen / Miller / Ricón / Kaechele / Kordy / Laurent / Epstein.


    • Introducción

      La Psiquiatría atraviesa un nuevo momento de crisis. En efecto, como bien lo ha señalado Georges Lanteri-Laura, el paradigma de las grandes estructuras psicopatológicas que hegemonizó el panorama de nuestra especialidad hasta fines de los ‘70 ha perdido esa cualidad de organizador del pensamiento en nuestra disciplina. El fallecimiento de Henri Ey, ocurrido en 1978 –animador, con su organodinamismo, del último gran proyecto teórico en psicopatología– y la aparición del DSM –en su versión III de 1980– marcaron el punto de inflexión a partir del cual se evidenció la crisis actual.

      A poco de conservar una perspectiva crítica respecto de nuestras prácticas, debemos reconocer que estamos progresivamente obligados a aceptar vínculos cada vez más arbitrarios entre nuestros gestos técnicos y nuestra capacidad de formalizarlos teóricamente en forma consensuada. En efecto, desde aquellos años ’70 y ’80 marcados por la revolución psicofarmacológica, el encuentro de la Psiquiatría con la informática y el agotamiento de la protección social del "Estado providencia" en los países centrales, varios acontecimientos mayores han concurrido para provocar tal crisis.

      Los sistemas nosográficos criteriológicos (DSM y CIE), los desarrollos de la neurobiología, la genética, la epidemiología clínica, etc., articulados con cambios institucionales e influencias culturales diversas son ingredientes principales de la misma.

      En el proceso dinámico que se originó con ella, diversos sectores de la comunidad científica fueron generando nuevas propuestas y líneas de investigación.

      En una posición extrema, que tendería a reabsorber la Psiquiatría en la Neurología, se alienta la propuesta de lograr clasificar los trastornos (síndromes) mentales a través de una observación objetiva y "ateórica", para avanzar luego en el establecimiento de los mecanismos fisiopatológicos cerebrales subyacentes a ellos y así poder instalar una corrección farmacológica combinada con psicoterapias basadas en nuevas aplicaciones de la teoría del aprendizaje. La biomedicalización resultante de la maniobra –seductora, pero de difícil justificación epistemológica– produce como efecto inevitable una eliminación de la dimensión subjetiva en la consideración de los fenómenos psicopatológicos. El psicoanálisis, su práctica, sus presupuestos teóricos y hasta sus instituciones, se encuentran en la primera fila de los indeseables para ese paradigma que se propone desde el sector hegemónico del espacio cultural anglosajón.

      Su pervivencia depende no sólo del deseo de sus defensores, sino de la potencia comprobable de sus efectos. El campo de la Salud Mental es uno de los terrenos privilegiados para verificar tal confrontación. Para contribuir a esta polémica es que presentamos el Dossier de este número. De entre los importantes artículos que lo componen cabe destacar el primero de ellos, que bajo forma de entrevista convoca a dos grandes figuras del panorama actual del Psicoanálisis, R. H. Etchegoyen y J.-A. Miller, cuya sola presencia conjunta constituye un acontecimiento.

      En páginas posteriores, Lía Ricón presenta sus ideas sobre la utilización del Psicoanálisis en la formación de los médicos, fruto de una riquísima trayectoria como psiquiatra, psicoanalista y docente; Eric Laurent indaga certeramente en las tensiones a las que se ve sometido el psicoanálisis aplicado al campo de la Salud Mental y Horst Kaechele y Hans Kordy exponen la necesidad de formalizar una investigación de los resultados del psicoanálisis y las psicoterapias. Tales contribuciones expanden en múltiples direcciones el diálogo de nuestros invitados.

      Las primeras inferencias de un estudio estadístico sobre la utilización del psicoanálisis en hospitales, emprendido por un calificado equipo de la Asociación Psicoanalítica de Buenos Aires (APdeBA) –en el que participa René Epstein– y que contó con el auspicio de Vertex, completan el contenido de este Dossier.