VERTEX - Revista Argentina de Psiquiatría
  Nº128 - Volumen XXVII
Julio/Agosto 2016

  • SUMARIO:
    • REVISTA DE EXPERIENCIAS CLÍNICAS Y NEUROCIENCIAS

      • Consumo problemático de sustancias e historial suicida en pacientes internadas en un Servicio de Agudos de Salud Mental
        Sebastián Camino, Ramiro Expósito, Demián Rodante      Leer Resumen

      • Fibromialgia y encefalomielitis miálgica: la pista del oxígeno
        Pablo Beretta      Leer Resumen

      • Tabaquismo entre estudiantes de medicina de un Instituto Universitario de Buenos Aires: estudio de corte transversal
        Lucas E. Gonzalez, Nicolás A. Lescano, Sergio A. Terrasa, María Victoria Salgado      Leer Resumen

      • Impacto de las alteraciones del reconocimiento facial emocional en la demencia tipo Alzheimer
        Wanda Rubinstein, Florencia Cossini, Daniel Politis      Leer Resumen

    • Dossier: "NARRATIVAS EN PSIQUIATRÍA".
      Coordinación: Hugo Pisa     Leer

      • Narrativas en primera persona: ¿qué es lo nuevo para un profesional de la salud mental?
        Martín Agrest      Leer Resumen

      • Enseñar y aprender habilidades narrativas con profesionales de la salud. El cultivo de sentidos y posibilidades.
        Silvia Carrió      Leer Resumen

      • El diario de formación como estrategia para la reflexión sobre la práctica en la formación inicial y continua de los especialistas en Salud Mental.
        Elizabeth Gothelf, Hugo Carroll      Leer Resumen

      • La razón narrativa: apuntes de psiquiatría y narrativa
        Daniel Matusevich      Leer Resumen

      • La narrativa de los medios y la investigación científica
        María de los Ángeles López Geist      Leer Resumen



  • EL RESCATE Y LA MEMORIA

    • Historia de la Cátedra de Neurología de la Universidad de Buenos Aires (1887-2007)
      Ricardo F. Allegri, Leonardo Bartoloni, Roberto E. Sica


  • LECTURAS Y SEÑALES

    • Todos deberíamos ser feministas
      Daniel Matusevich      




  • EDITORIAL

    La noción de Factor de Impacto (FI), como instrumento de valo¬ración de las publicaciones científicas, fue creada en los EEUU por Eugene Garfield en 1955.

    El FI se calcula a partir de una fórmula en cuyo numerador se consigna el número promedio de veces que los artículos de una revista publicados en los dos años previos han sido citados en el presente año y en el denominador, el número de artículos origina-les de investigación y artículos de revisión publicados.

    Tiempo después Garfield fundó el repositorio internacional Science Citation Index (SCI), que mide a partir del FI la repercusión de los trabajos publicados en revistas cien¬tíficas. En su concepción el SCI perseguía comprobar los vínculos entre investigadores a través de las citaciones y ser un elemento de ayuda para seleccionar en qué revistas publicar. Pero poco a poco se fue imponiendo como método para la evaluación de grupos e instituciones de investigación y autores; y la generalización de su empleo ha llegado a condicionar las formas de citación y publicación de artículos científicos, como así tam-bién a influir excesivamente en la toma de decisiones para promociones profesionales, contrataciones y financiamientos a distintos niveles de la comunidad científica. Sin embargo, las publicaciones no anglosajonas en el SCI son muy escasas, lo cual limita su uso para estimar la real repercusión de las publicaciones que no pertenecen a ese ámbito geográfico y cultural. En efecto, las revistas latinoamericanas ocupan las últi¬mas posiciones en los rankings de sus respectivas temáticas, si es que figuran. De allí se deriva una obsesión acrítica por parte de los autores de todo el mundo por publicar en las revistas incluidas en el SCI.

    Muchas son las críticas que se hacen al FI: en primer lugar porque determina una asi-metría arbitraria ya que en el numerador de su ecuación se incluye cualquier tipo de contenido pero en el denominador, solo los artículos citables; porque el FI de una revista es una medida del nivel de una revista, no la medida del nivel de un artículo, y su uso para determinar el impacto de un solo artículo es estadísticamente incorrecto puesto que la distribución de las citas está sesgada para todas las revistas, con un número muy pequeño de artículos manejando la gran mayoría de las citas; además, el impacto no es índice de igual importancia o de avance en un campo, y la búsqueda de un alto FI, ya sea a nivel de un artículo o de una revista, puede desviar los esfuerzos de investigación de las prioridades más importantes.

    Sin embargo, como señala un reciente editorial de la prestigiosa revista Microbiology and Molecular Biology Reviews de la Sociedad Americana de Microbiología (ASM): “A pesar de la generalizada condena a la utilización de los FIs de las revistas para evaluar la importancia de los trabajos publicados, estos siguen siendo ampliamente usados en la publicación, contratación, y financiación” en el ámbito científico; y, con¬siderando que “la búsqueda incesante de publicaciones de alto FI ha sido perjudicial para la ciencia”, los jefes de redacción y la dirección de la ASM decidieron no anunciar más los FI en su fondo de revistas que incluye, además de la citada, las muy difundidas Antimicrobial Agents and Chemotherapy, Applied and Environmental Microbio¬logy, Clinical Microbiology Reviews, Infection and Immunity, Journal of Clini¬cal Microbiology, mBio, Microbiology and Molecular Biology Reviews, mSphere, and mSystems, con el fin de “no contribuir aún más a la inadecuada focalización en revistas con alto FI”, con la esperanza de que esa declaración de principios pueda ser emulada por otras publicaciones.

    Juan Carlos Stagnaro