Melanie Klein: teoría y técnica
Bernardo Álvarez Lince

[560 págs] 2012 – 1ª edición, (24 x 17 cm)
ISBN 978-987-649-040-5
$ 495.00.-
USD 0,00.-
€ 0,00.-
Acerca de la obra
Bernardo Álvarez Lince, además de haber publicado numerosos trabajos psicoanalíticos en revistas especializadas, es autor del libro La interpretación psicoanalítica (Galerna, 1996), coautor de Psicoanálisis: convergencia de teorías (Federación psicoanalítica de América Latina, 1988) y de Psicología animal en colaboración con el Doctor Ricardo Horacio Etchegoyen (Editorial Escuela, 1965). Ahora, en este libro de Editorial Polemos, se concentra en un minucioso recorrido por el pensamiento psicoanalítico de Melanie Klein desde sus comienzos en Budapest, 1919, su tránsito por Berlín, 1921-1926, y su establecimiento definitivo en Londres, hasta su muerte en 1960. Melanie Klein (1982-1960), profundamente estimada, respetada por muchos y descalificada por otros, fue una creadora original que, sin fracturar los principios del psicoanálisis, lo revolucionó. Su obra, lejos de ser un texto canónico, suscitó fecundas consecuencias que hoy serían impensables sin sus innovaciones. Bajo sus propuestas teóricas, clínicas y técnicas se ocultaba una mujer con una excepcional permeabilidad a la angustia, con una capacidad exquisita para absorberla que no sólo le impedía retroceder ante las partes más alteradas de la personalidad de sus pacientes, sino que le permitía interpretarlas para integrarlas a las partes más sanas. Freud nos mostró que los sueños son nuestra locura privada y nos enseñó a mirarla con benevolencia, Klein, al identificar en el niño muy pequeño un yo escindido y paranoide y unas dolorosas ansiedades depresivas, nos familiarizo con aquella insania pero amplificó nuestra alquimia para tratarla. En medio de una historia calamitosa que culminó en el delirio nazi, Melanie Klein se cuenta entre quienes más contribuyeron al conocimiento de las raíces del malestar del ser humano en sus diversos aspectos durante el siglo XX. Esta mujer disidente, insumisa y víctima de la hostilidad, tuvo el coraje de pensar y fue capaz de batallar para desarrollar y resguardar sus ideas.